Enunciado

dificultad
Después de pasar una fría noche en la montaña, Jorge se introduce en su coche, lo arranca y comienza a acelerarlo. Cuál es su sorpresa al descubrir que el coche patina en la carretera helada y no consigue moverlo. ¿Sabrías determinar por qué no puede hacer que el coche avance? ¿Cómo podría conseguirlo?

Solución

De manera general, los coches al girar sus ruedas ejercen una fuerza hacia atrás en el suelo (fuerza de rozamiento) provocando, por el principio de acción-reacción o tercera ley de Newton, que el suelo ejerza otra nueva una fuerza de reacción sobre el coche que lo impulsa hacia adelante.

Por culpa del hielo, la rueda no roza contra el suelo y patina. Si no puede rozar las ruedas no ejercen o ejercen muy poca fuerza contra el suelo y la fuerza de reacción no es capaz de hacer que el coche avance.

La solución al problema de Jorge consiste en conseguir aumentar el rozamiento entre las ruedas y el suelo lo suficiente como para provocar un avance del vehículo. Esto se puede conseguir utilizando cadenas en los neumáticos ya sean metálicas o de tela, por ejemplo.

No hemos encontrado ninguna fórmula destacable en este ejercicio.